Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Ubicado en un entorno de alto valor paisajístico, a unos 50 minutos de Alicante, en el denominado Valle de Guadalest, la red pionera de destinos turísticos de diseño sostenible ha inaugurado este verano el primer hotel paisaje de nuestro país, VIVOOD Landscape Hotels. El cual ha supuesto un reto arquitectónico, paisajístico, así como a nivel de servicios.

El turismo sostenible se está convirtiendo en una realidad cada vez más extendida, a la cual se está apuntando una gran mayoría de público. Esto consiste en un turismo concienciado y responsable, el cual intenta reducir al mínimo el impacto provocado en la naturaleza y la cultura del territorio. Esta forma de turismo permite conocer más a fondo las costumbres de un lugar y adaptarse a ellas, de modo que el destino elegido no sufra las consecuencias negativas, solo las que contribuyen al desarrollo económico, que es la manera en que sobreviven muchas regiones.

En relación a esto, el reto de este establecimiento consistía en ofrecer todas las comodidades que se brinda desde un hotel de lujo, pero ubicado en plena naturaleza.

De esta manera, su innovadora arquitectura modular integrada en el paisaje ofrece 25 suites de diseño independientes, un restaurante & lounge bar, una piscina panorámica y varias terrazas y jacuzzis exteriores privados.

De esta manera, VIVOOD se consolida como una nueva cadena hotelera que está diseñada y gestionada por arquitectos, preocupados por la creación de espacios enfocados en el diseño de un nuevo concepto, una experiencia para el futuro huésped que se alojará en ese lugar. Un lugar de evasión para el viajero, que busca vivir nuevas sensaciones de calma y exclusividad.

Se ha buscado crear un hotel con encanto especial, integrando todos los elementos que lo conforman, desde el entorno, el paisaje, las vistas, la arquitectura, el diseño interior, la piscina, hasta los jacuzzi se han diseñado con este fin. Todo esto crea un ambiente de puro silencio y tranquilidad, logrando una total evasión, con un verdadero valor diferencial.
El nuevo Landscape Hotel, surge siguiendo una serie de premisas básicas, entre las que destacan:

– Búsqueda de un contacto directo, físico y visual con el entorno. Esto es posible gracias a los grandes ventanales dispuestos en cada uno de los módulos construídos, tanto edificios de zonas comunes como en las habitaciones, y de igual manera, en la estancia principal como en el baño.

Ver reportaje completo >>>>.