Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Después de 7 años de construcción sobre la antigua ubicación del estadio de La Peineta, el Wanda Metropolitano por fin está operativo. El diseño de esta obra faraónica corrió a cargo del estudio Cruz y Ortiz Arquitectos y fue materializado por la multinacional Schlaich Bergermann und PartnerLo que se buscaba con esta ampliación, de la que ya os hemos hablado en este reportaje, era potenciar la experiencia del espectador, acercando las gradas lo máximo posible al terreno de juego. Pero lejos de destacar solo por su increíble diseño, el Wanda Metropolitano pasará a la historia por haberse convertido en el primer estadio de fútbol del mundo en emplear en su totalidad la tecnología LED para su iluminaciónComo si del icónico casino Bellagio (uno de tantos construidos por el estadounidense Steve Wynn) se tratase, el Wanda ofrece un espectáculo de luz digno de la capital madrileña y es que este tipo de iluminación permite cambiar de color el recinto en función del acontecimiento. El Wanda Metropolitano no es el primer estadio en emplear esta posibilidad de cambio, ya que el alemán Allianz Arena de Múnich también cambia de color en función del equipo local, pero sí es el primero en incluir esta tecnología en la totalidad del estadio.

La compañía holandesa Philips ha sido la encargada de dotar al Wanda Metropolitano de los últimos avances en tecnología lumínica, estando presentes en el proyecto desde hace 8 años y trabajando mano a mano con el estudio de arquitectura para conseguir casar el diseño del estadio con el empleo de este tipo de iluminación. Las ventajas de emplear este tipo de iluminación son muchas y muy variadas, pero en el caso del nuevo estadio del Atlético de Madrid destacan dos. Por una parte, el sustituir la iluminación tradicional por luces LED supone una mejora desde el punto de vista de la sostenibilidad, además de traer consigo una eficiencia energética y operacional, derivada esta última de la larga vida de la tecnología LED. Por otra parte, destaca la versatilidad que esta luz digital le ofrece a un espacio como es un estadio de fútbol. Este tipo de iluminación permite su integración con diferentes sistemas, como pueden ser sistemas de vídeo o audio que proporcionan al espectador una experiencia amplificada e integral.

Philips, que está presente en más del 55% de los estadios de fútbol como proveedor de iluminación, tuvo que saber encajar su propuesta de iluminación LED en un proyecto a medida, y es que cada parte del estadio cuenta con un tratamiento lumínico diferente. De este modo, la zona del anillo de tracción cuenta con unos proyectores que permiten una iluminación flexible en colores blancos, para atender las necesidades de retransmisión televisiva en alta calidad, mientras que la fachada cuenta con unos proyectores de luz RGB que permiten jugar con una amplia gamas de colores que sirven para que el club modele el mensaje que quiera comunicar en cada momento.

Este revolucionario sistema de iluminación, que ha sido bautizado bajo el nombre de Philips Arena Experience, se materializa en 336 proyectores que permiten la sincronización de la cubierta con la grada. Una cubierta que presenta un sistema de iluminación dinámico que cuenta con más de 16 millones de colores que permitirán crear auténticos espectáculos luminosos.

Como decíamos, el proyecto abarca la totalidad de la iluminación, estando presente en el terreno de juego, la cubierta, la fachada y también en las conocidas zonas de hospitality. Innovador, versátil y llamativo, el proyecto lumínico del Wanda Metropolitano está llamado a cambiar la experiencia futbolística tal y como la conocemos en la actualidad. Una auténtica revolución que ha marcado un antes y un después en la historia del fútbol y su iluminación.