Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

La renovación del aire interior de los edificios es primordial a la hora de conseguir que la calidad del aire en los locales habitados y en los que se realiza cualquier actividad humana, sea la adecuada, además de cumplir unas normativas cada vez más exigentes. Para ello los climatizadores y los equipos de ventilación son cada vez más eficientes y cuentan con sistemas que renuevan el aire aportando un plus de confort y obteniendo un mayor ahorro energético. Esta renovación de aire se realiza mediante la inyección de aire limpio del exterior y la extracción del aire viciado del interior, pero este proceso genera grandes pérdidas energéticas, para evitarlas es necesario que el aire expulsado sea tratado para recuperar el calor/frio existente en el interior del edifico.

Los recuperadores de calor transfieren gran parte de la temperatura y humedad del aire existente en el interior al aire que inyectamos desde el exterior, logrando un elevado ahorro energético, pero el ahorro podría ser mayor. Debido a su diseño los recuperadores de calor tradicionales tienen una elevada fuga de aire, causando que parte del aire de extracción se mezcle con el aire exterior.

Para evitar esta contaminación de la corriente de aire de impulsión con el aire de extracción, se dispone de una sección de purga con lo que parte del aire exterior pasa al de expulsión, eliminando el aire retenido y sobre presionando el aire exterior frente al lado de retorno. Esto obliga a los fabricantes a añadir un caudal de aire adicional en el diseño de los ventiladores, logrando de esta forma cubrir estas fugas y a su vez cumplir con la (VDI 3803/05), esto genera consumos de energía adicionales durante el funcionamiento que hay que tener en consideración.

Wolf ha resuelto este problema.

Wolf presenta su gama de climatizadores KGT Top (64 a 270) y los equipos de ventilación Comfort CRL con los nuevos recuperadores rotativos que incorporan un novedoso sistema de sellado denominado “Junta laberíntica” (patentado por Wolf). Toda la superficie del rotor está disponible para recuperación, permitiendo una recuperación seca de más del 90 %, para rotores de condensación ,entálpicos o de sorción, permitiendo además reducir el tamaño de los humectadores y los generadores de calor y frio.

Frente a los sistemas tradicionales en los que existía una junta de aislamiento alrededor de todo el rotor, el nuevo sistema de aislamiento Wolf, no se fija de la manera habitual a los lados del rotor, sino que, el aislamiento gira a la vez que lo hace el rotor, esto junto con el aislamiento fijado en la parte central y en las paredes crea un sistema de aislamiento multietapa denominado “Junta Laberíntica” (patente Wolf). Con este sistema de sellado, Wolf logra que sus recuperadores rotativos tengan un aislamiento del 98%, una recuperación seca superior al 90% y consiguen aumentar el ahorro energético además de cumplir con la VDI 3803/5.

Este nuevo sistema de sellado, único en el mercado, asegura un aumento del rendimiento, un mayor ahorro energético y sobre todo una reducción de costos. En el caso de los climatizadores estas ventajas se ven aumentadas con las carcasas de los KG Top (T2/TB2) que aseguran unas mínimas perdidas térmicas y reducen los puentes térmicos logrando la máxima eficiencia con el máximo ahorro energético.