Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Uno de los puntos importantes a tener en cuenta a la hora de mejorar la eficiencia energética en edificios se centra en la optimización de la condensación en instalaciones de gran consumo. En este sentido es importante tener presente que el diseño de una instalación influye sobre el rendimiento y la eficiencia del conjunto.

En el caso de edificios con gran demanda de energía que requieran potencias superiores a los 1200kW, la mejor opción pasa por acoplar a la caldera o calderas de baja temperatura, nuevas o ya existentes en el establecimiento, un recuperador de humos (TOTALECO) para así mejorar el rendimiento energético y poder reducir gastos, convirtiendo su negocio en un ejemplo de eficiencia energética.