Escrito por Comunicados

Zardoya Otis recibe un premio a la seguridad industrial por parte de ASOCAS

NULL

Los Premios ASOCAS celebran este año su séptima edición año y cuentan con el apoyo de la Consejería de Empleo, Industria y Turismo del Principado de Asturias, FADE (Federación Asturiana de Empresarios) y la Escuela Politécnica de Ingeniería de la Universidad de Oviedo. Estos premios reconocen, con carácter honorífico y sin dotación económica, a las entidades, personas físicas o jurídicas que se hayan destacado en promover e integrar la seguridad industrial entendida como la prevención y limitación de riesgos, así como la protección contra accidentes y siniestros capaces de producir daños a personas, bienes o al medio ambiente, derivados de la actividad industrial.

Así, Zardoya Otis ha sido premiada en la categoría 1 para empresas de más de 250 trabajadores por su labor en torno a la seguridad industrial. “Estamos muy orgullosos de recibir este premio, ya que supone un reconocimiento a nuestro esfuerzo en elárea de la seguridad, una de nuestras principales prioridades, tanto en lo que respecta al desarrollo de equipos como en los servicios de mantenimiento que proporcionamos a nuestros clientes”, señala Juan Angel Fernández, responsable de Otis en Oviedo.

La seguridad, máxima prioridad para Otis

En 1853 Otis inventó el primer ascensor seguro. En los más de 160 años transcurridos desde entonces, ha marcado los hitos de la historia moderna de la elevación hasta llegar a inventar la segunda generación de ascensores. Así, cuenta con uno de los mejores historiales del sector del transporte vertical conseguido por el esfuerzo constante para mejorar la seguridad de los productos existentes y el desarrollo de tecnologías más seguras para los nuevos productos. En este sentido, Otis hace hincapié en una política corporativa de “su seguridad, lo primero” y aplica una estricta normativa en sus procesos para garantizar que cada instalación y el servicio se lleve a cabo de la forma más segura, en todo momento. Por ello, sus productos se someten a rigurosas pruebas de calidad y de seguridad. En concreto, Otis cuenta con una de las torres más altas del mundo, la torre de pruebas Shibayama en Japón, situada a 154 metros por encima del suelo y 27 metros bajo tierra. Asimismo, en España se ubica uno de los 6 centros de i +D que Otis tiene en el mundo y una torre de pruebas.

Close