Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedIn

Se trata de una normativa exigente que en España se garantiza con el modelo alemán Passivhaus. En Collsuspina (Barcelona), Larixhaus es la primera casa de madera y paja que ha obtenido este mes el certificado Passivhaus en España.

Larixhaus es una casa prefabricada de estructura de madera con 3,5 toneladas de aislamiento de paja cultivada en la Costa Brava y diseño bioclimático. Sus parámetros de confort y ahorro energético han sido monitorizados durante dos años para obtener el certificado Passivhaus.

Además del diseño bioclimático, esta vivienda, de 100 m2 y construida en tan sólo 7 meses con un coste de 1.200 euros/m2, cuenta con un sistema de ventilación mecánica con recuperación de calor de la empresa suiza Zehnder que le permite ahorrar en calefacción más del 80 por ciento.

Calidad de aire y confort

Como casa pasiva, Lairxhaus no necesita abrir las ventanas para ventilar el aire interior. El sistema Comfosystems de Zehnder es un sistema de alta eficiencia de ventilación forzada y eficaz energéticamente. Esta solución permite que el aire interior que se respira en la vivienda sea saludable y sin olores y que la temperatura ambiente sea la deseada, tanto en invierno como en verano.